Inicio Historia Semblanza Mauro Mina Baylón

Mauro Mina Baylón

El primer boxeador peruano que estuvo a punto de lograr el título mundial cuando fue, tal vez, el mejor peso medio pesado del mundo, pero una lesión lo alejó del título.

Mauro Mina "El Bombardero de Chincha"

Mauro Mina Baylón, nació el 22 de noviembre de 1933 en la Hacienda Sarandango - Chicha - fue el primer boxeador peruano que estuvo a punto de lograr el título mundial cuando fue, tal vez, el mejor peso medio pesado del mundo, pero una lesión lo alejó del título.
La historia de Mauro Mina en el deporte de los puños se origina en Chincha, donde por primera vez calzó guantes de cuero en una disputa estudiantil. Fue criado por la - Mamita - Rosa, una parienta que reemplazó a sus padres.

Mauro transcurrió sus días entre el colegio y los alrededores del camal de reses de Chincha, donde empezó a trabajar a los 11 años de edad para ayudar a la economía de su hogar. Coincidentemente fue a causa de este trabajo duro y riguroso que se convirtió en un joven de una admirable musculatura ya que además acostumbraba beber diariamente vasos de sangre fresca de las reses sacrificadas en el camal - rito antiguo de los camaleros deseosos de poseer fuerza de los astados que pasaban a mejor vida -.

En esa época (1948-1949) llegaría a Chincha el entrenador "Botija Alejos", quien empezó a buscarle confrontaciones a Mauro con otros muchachos lugareños, así como de sus alrededores (Cañete y Pisco). Fue a través de estas primeras demostraciones que todos pudieron observar que el espigado y musculoso moreno pegaba con ambas manos y tenía un gran futuro en esta disciplina.

Su llegada a Lima en 1951, sin lugar a dudas significó mejores oportunidades para el negrito de Sarandango, pues impulsado por su entusiasmo fue inscrito para un tope amateur en Chile del cual regresó invicto con tres peleas ganadas por W.O y dos por puntos.

Más tarde, en 1951 Mauro Mina pasó a integrar la selección nacional que se alistaba a intervenir en los Juegos Bolivarianos de Caracas - Venezuela. Para beneplácito de la afición peruana, regresó con una medalla de oro en la categoría de peso pesado. Dos años después obtendría el cetro sudamericano celebrado en Santiago de Chile constituyéndose así en una de la promesas del boxeo nacional.

Posteriormente, ingresa al profesionalismo reafirmando su talento tras derrotar a grandes exponentes del ranking mundial, entre ellos Carlos Raiva, Hugo Medina, Artie Town, Rodolfo Díaz, Guillermo Dutschman, Sixto Rodriguez y Fredy Mack que fueron sus rivales de mayor fuste. Después vendrían Von Clay, Freddy Mack y Eddie Cotton y el temible Henry Hank, a quien venció en el propio Madison Square.

Fue durante el combate contra al cubano Lino Rendón donde sufre el desprendimiento de la retina del ojo izquierdo lo que a la postre fue decisivo para perder el derecho a disputar la corona mundial en Estados Unidos, frente a Allen Thomas, quien al final cayó derrotado por puntos ante el reemplazante peruano, Johnny Pearsol. Así se esfumó el gran sueño del título mundial de boxeo. De regreso a Lima, Mauro hizo unas cuantas peleas más hasta que se retiró después de vencer al italiano Piero Dil Papa.

De esta manera Mauro Mina culminó su carrera en el deporte del ring luego de adjudicarse una serie de títulos no sólo en el ámbito profesional sino también en Juegos Bolivarianos y Sudamericanos en calidad de boxeador amateur. Falleció en Abril de 1996.